jueves, agosto 05, 2004

Primates musicales

Francisco de la Torre se pregunta si existe relación entre las teorías de Chomsky sobre el aprendizaje del lenguaje y la reencarnación.

Noam Chomsky ha sido una tremenda influencia en muchos ámbitos: lingüistica, informática, política, música, etc. No sería de extrañar que surgiera una nueva veta esotérica.

Según Chomsky, el lenguaje es un instinto. Y según sé (que al respecto no es mucho) la "teoría" típica de la reencarnación dice que los animales también serían almas reencarnadas, quizá pertenecientes antes a humanos... pero por ninguna parte vemos instintos lingüisticos en los animales, al menos no a la usanza humana (el habla). Así que si diéramos por sentadas a la vez las teorías de Chomsky sobre el origen genético del lenguaje y de la reencarnación (!), el aprendizaje del lenguaje tendría que ver más con el ADN de la especie que con el alma que aloja cierto espécimen. Definitivamente esta explicación no me convence.

Bueno, Pancho... tal vez esto no te sirva en tus indagaciones esotéricas, pero te cuento igual: existe una teoría que refuta a Chomsky (negando que exista una Gramática Universal determinada genéticamente) y que ni siquiera se asoma a una teoría de la reencarnación de las almas :P Ésta propone que el origen del lenguaje hablado está en la capacidad natural de los seres humanos para cantar, para captar melodías, patrones de alturas sonoras que ascienden y descienden, como sucede con la detestable (pero al parecer útil) manera que tienen los adultos de hablar con los bebés: marcando exageradamente la entoncación de las palabras ("uuuy, qué pachó mi bebée??? aaay, dele un becho a la mamá!"), y lo más importante, tenemos la capacidad de imitar esos patrones melódicos. Se concluye con que en lugar de un "dispositivo para aprender el lenguaje" (Language Acquiring Device) contamos genéticamente con un "dispositivo para aprender música" (Music Acquiring Device) y que por medio de evolución memética (en pocas palabras, los memes son los genes de la cultura) hemos llegado al aprendizaje del lenguaje hablado y más tarde al desarrollo de la escritura.